La reforma laboral de Sánchez provoca una nueva guerra PP-Vox

La reforma laboral de Sánchez provoca una nueva guerra PP-Vox


Pedro Sánchez aún no tiene garantizados los apoyos necesarios para sacar adelante su reforma laboral pero, de momento, ha logrado provocar un nuevo enfrentamiento entre los dos principales partidos de la derecha. PP y Vox se enzarzan por una votación que aún no se ha producido y se reprochan mutuamente pactos con el PSOE y otros partidos de la izquierda.

El fuego cruzado comenzó después de que Vozpópuli revelara el viernes la estrategia del PP con respecto a la «contrarreforma laboral» -así la llaman en Génova- del Gobierno. Las fuentes populares consultadas explicaron que el ‘no’ al texto aprobado por el Ejecutivo se decidió «en el minuto uno» porque el nuevo decreto supone una «enmienda» al impulsado por Rajoy en 2012 y porque, además, Sánchez podría verse obligado a buscarse apoyos inesperados en el Congreso.

Con ERC y Bildu rechazando por el momento votar a favor de la reforma, en el PP no descartaban que, desde Moncloa, se pidiera el respaldo al Grupo Popular… y también a Vox. Con el ‘no’ de los de Casado ya anunciado, en el PP veían posible «otra pinza» de los de Abascal y el PSOE.

En ese sentido, desde el Partido Popular recordaron la abstención de Vox, hace un año, para salvar el decreto de los fondos europeos del Gobierno. Un sentido de voto que trajo mucha polémica y que los populares relacionan ahora con «una llamada de Carmen Calvo a Iván Espinosa de los Monteros«.

La respuesta de Vox

La respuesta de Vox no se ha hecho esperar. Los de Santiago Abascal desmienten tajantemente esa versión de los populares y afirman que nunca se produjo ese contacto entre la exvicepresidenta del Gobierno y su portavoz parlamentario.

Desde Vox acusan al PP de ser «maestros de la ciencia ficción» y recuerdan que hace un año la versión era otra: «En su momento se inventaron una llamada de la portavoz socialista (entonces Adriana Lastra) que nunca existió, y ahora ‘mejoran’ el guion con una llamada de la exministra Calvo. Ambas llamadas son mentira», sentencian.

Las fuentes de Vox consultadas por Vozpópuli añaden, además, que el PP decide el sentido de voto en función de su conveniencia: «Lo que no es mentira, por desgracia, es que el Partido Popular parece decidir su voto en cuestiones que afectan a la vida de los españoles, no en función de criterios de utilidad pública, sino de rentabilidad política. Es penoso».

Abascal no anuncia el voto

Los de Santiago Abascal añaden, además, que «lo único que nos guía es nuestro compromiso con los votantes y el interés superior de los españoles«, dejando al PP «los juegos electorales».

Vox, sin embargo, prefiere no desvelar, todavía, el sentido de voto del grupo parlamentario en el debate sobre la reforma laboral. Las fuentes consultadas afirman que el partido nunca anticipa este tipo de decisiones para «no dar pistas a los adversarios políticos».

Los pactos del PP con la izquierda

Las mismas fuentes recuerdan, además, que el partido que sí pacta con el PSOE y otras formaciones de izquierda es el PP. Y señalan como ejemplos la aprobación de Presupuestos en el Ayuntamiento de Madrid y en Ceuta.

Así, desde Vox destacan que José Luis Martínez-Almeida prefirió pactar con los cuatro concejales más próximos a Manuela Carmena antes de sentarse a negociar con Javier Ortega Smith el fin de ‘Madrid Central’.

En Ceuta, por su parte, el PP ha pactado las cuentas de 2022 con el PSOE y partidos locales y hace meses se abstuvo para que prosperara una iniciativa de estas mismas formaciones para declarar a Santiago Abascal persona non grata de la ciudad autónoma. Una decisión de Juan José Imbroda, respaldada por Génova, que tensó, aun más, la relación entre el propio Abascal y Pablo Casado.



Fuente del artículo


Diálogo a propósito de la previsible candidata andaluza de #VOX El PP sigue en retroceso pero Casado podría gobernar gracias a un Vox disparado hasta…
Los comentarios están cerrados.